De Bruce a Caitlyn Jenner … Y Por Qué la Disforia de Género No es un Transtorno

La transición de Caitlyn Jenner está, lo que llamaríamos hoy en día, “trending” en las redes sociales. Pero la lucha transgénero ha existido mucho antes de los días en que hubiera engalanado la portada de la revista Vanity Fair. Muchos pioneros transgénero han forjado el camino antes de Caitlyn: la soldado de la era de la Segunda Guerra Mundial Christine Jorgensen, la ex-tenista profesional Renée Richards, el activista LGBT Chaz Bono, la actriz de Hollywood Laverne Cox. De hecho, vivimos en un mundo diferente. Un mundo más tolerante de la diversidad, y aún así con profundos prejuicios. No olvidemos a Brandon Teena.

Pero, ¿Qué es la Disforia de Género?

Disforia, del griego “difícil de soportar,” es una sensación de malestar o angustia. De acuerdo con el Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales, Quinta Edición (DSM-5):

Disforia de Género se refiere a la angustia que puede acompañar a la incongruencia entre el género expresado y el género asignado de una persona”.1

En otras palabras, las personas con disforia de género no están contentas con el sexo que nacieron, se identifican como miembros del otro sexo, y experimentan gran malestar debido a que sus características sexuales están en conflicto con la forma en que se ven, piensan y se sienten sobre sí mismos y su género.

Versiones anteriores del DSM utilizaron la terminología Trastorno de Identidad de Género, la cual fue incluida en el capítulo de “Trastornos Sexuales y de la Identidad de Género”, junto con las disfunciones sexuales y las parafilias. Pero el trastorno de identidad de género no es ni una disfunción sexual ni una parafilia. Por otra parte, el DSM-5 reconoce que la identidad de género no es el problema clínico y cambia el foco de atención clínica al malestar experimentado por el individuo. El problema no es la identidad sino la angustia mental que el individuo puede enfrentar al lidiar con los pensamientos y sentimientos acerca de su género.

SEXO ≠ GÉNERO ≠ ORIENTACIÓN SEXUAL

No es que la sexualidad y la identidad de género sean tan simplistas, pero veamos al sexo como las características anatómicas con las que nacemos (en términos generales, vagina vs. pene, cromosomas XX vs. XY), a la orientación sexual como a quien nos sentimos atraídos sexualmente, y al género como nos vemos y sentimos internamente (como varón, hembra, ninguno, o ambos).

La disforia de género puede comenzar en la niñez, pero también puede verse más tarde en el desarrollo personal. Se observa con mayor frecuencia en hombres que en mujeres, aunque estas estadísticas son muy debatidas. El nivel de angustia causado por la disforia de género aumenta el riesgo de problemas de conducta, uso de sustancias, depresión, ansiedad y suicidio.

La cirugía de reasignación de sexo no necesariamente es la meta personal para todos los individuos con disforia de género. Independientemente de su decisión, es importante buscar ayuda de un profesional de la salud mental experimentado para lidiar con la angustia causada por la incongruencia de género, para tratar cualquier problema de salud mental resultante o co-occurrente, y para ayudar a la persona en su transición. Si bien el apoyo de la familia y amigos es esencial, los miembros de la familia podrían también necesitar ayuda psicológica para lidiar con sus sentimientos y con la pérdida percibida de su familiar transgénero.

Caitlyn no es la primera y sin duda no será la última persona transgénero. Mientras que su vida en el ojo público posiblemente traerá más atención a este importante asunto, tenemos que ser conscientes del arma de doble filo que viene con su fama. Vivir bajo el microscopio social, con su mayor nivel de escrutinio, y en nuestro mundo cada vez más conectado, donde los comentarios sin filtro y, a veces, intolerantes e insensibles, podría ser perjudicial no tan sólo para el recorrido de Caitlyn pero podría afectar la causa transgénero.

Hemos avanzado grandemente como sociedad y es maravilloso que estemos teniendo esta conversación. Pero debemos continuar educándonos porque saber no es tan sólo poder sino que también fomenta conciencia, tolerancia, aceptación y respeto.

Recuerda…

Sé Inteligente. Sé Precavido. Sé Saludable. Sé Fuerte.

¡Hasta la próxima!

Dr. Félix

One thought on “De Bruce a Caitlyn Jenner … Y Por Qué la Disforia de Género No es un Transtorno

  1. Dr. Felix Post author

    1American Psychiatric Association: Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders, Fifth Edition. Arlington, VA: American Psychiatric Association, 2013. 451.

    Reply

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *