El Suicidio: Caras Vemos, Corazones No Sabemos…

El reciente suicidio del actor Robin Williams es un recordatorio trágico de una de las epidemias de nuestra sociedad. Muchos han quedado preguntándose, “¿Cómo puede un hombre tan talentoso y cómico terminar su propia vida?” Aunque la lucha de Robin Williams con el consumo de drogas y la enfermedad mental pudo haber sido pública, al igual que muchas otras personas alrededor del mundo, su sufrimiento y demonios internos ganaron la batalla.

Según los últimos datos proporcionados por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), el suicidio representó la décima causa de muerte en los Estados Unidos en 2011. Si esto no fuese lo suficientemente alarmante, para los adolescentes y adultos jóvenes, el suicidio representó la segunda causa de muerte (entre las edades de 15 a 34 años).

Es por esto que la vigilancia de las señales de alerta, la prevención, y la ayuda inmediata para alguien que expresa ideas de suicidio o intenta suicidarse son de gran importancia.

¿CUÁLES SON ALGUNAS SEÑALES DE ALERTA?

Muchas de las señales de alerta son similares a los síntomas de la depresión:

  • Sentimientos de tristeza o desesperanza
  • Cambio de comportamiento
  • Irritabilidad
  • Ansiedad o tensión
  • Problemas al dormir
  • Cambios en el apetito
  • Pérdida de interés en actividades placenteras
  • Descuido del aspecto personal
  • Sentimientos de culpa
  • Aislamiento de amigos y familiares
  • Obsequiar o deshacerse de objetos de valor personal o favoritos
  • Consumo de alcohol y drogas
  • Hablar acerca del suicidio
  • El reponerse de manera repentina luego de un período de depresión (quizás luego de haber decidido quitarse la vida para terminar con su sufrimiento)
Aunque todas las señales estén presentes, es bien difícil determinar con certeza quien va a tomar la decisión de quitarse la vida. Lo que sí sabemos es que el factor de riesgo más importante para la predicción del suicidio es el comportamiento suicida pasado. Es decir, el haber intentado suicidarse en el pasado hace que la persona sea más propensa a intentarlo en un futuro.

FACTORES DE RIESGO PARA LA CONDUCTA SUICIDA:

Los factores de riesgo para el suicidio varían enormemente de persona a persona dependiendo de la severidad de la enfermedad mental, fortalezas y vulnerabilidades en su personalidad, y su sistema de apoyo. La siguiente lista no pretende ser exhaustiva.

  • Eventos estresantes repentinos (acontecimientos humillantes, ruina económica, pérdida del empleo, muerte de un ser querido)
  • Conflicto interpersonal
  • Problemas económicos
  • Problemas legales
  • Enfermedad mental
  • Problemas médicos (agudos o crónicos)
  • Dolor físico crónico
  • Pobre sistema de apoyo

¿CÓMO PODEMOS PREVENIR EL SUICIDIO?

Es importante reconocer las señales de alerta y factores de riesgo al igual que los síntomas de enfermedades mentales y el abuso de drogas y alcohol. La intervención temprana es la manera más eficaz de prevenir el suicidio.

Siempre debemos tomar en serio cualquier declaración de pensamientos suicidas o comportamientos suicidas. Cualquier persona que exprese ideas de suicidio debe ser evaluada inmediatamente.

¿QUÉ TRAUMA PROVOCA A LA FAMILIA EL SUICIDIO DE UN SER QUERIDO?

Los efectos del suicidio en la familia o amigos pueden ser devastadores. Las personas que pierden a un ser querido por suicidio tienden a sentirse culpables por la muerte de su familiar o amigo, preguntarse que podrían haber hecho para evitarlo, o hasta sentirse rechazados por otras personas.

Los sobrevivientes del suicidio pueden experimentar una gran variedad de sentimientos:

  • Tristeza por la pérdida
  • Enojo en contra del familiar perdido
  • Sentimientos de culpa
  • Depresión
  • Ansiedad
  • Trastorno de estrés postraumático, en especial cuando presenciaron el suicido o encontraron al familiar muerto
  • Intentos de suicidio para reencontrarse con su ser querido
Las secuelas causadas por la pérdida pueden afectar al sobreviviente del suicidio por el resto de su vida, por lo cual es importante que también busque ayuda.

¿CÓMO AYUDAR?

Cualquier persona que exprese ideas de suicidio o intente suicidarse debe ser evaluada inmediatamente:

  • Llamando al 911
  • Llevándola a la sala de emergencia más cercana, o
  • Buscando ayuda con un profesional de la salud mental
La psicoterapia y consejería pueden ayudar a la persona a lidiar con sus sentimientos o pensamientos negativos, aprendiendo a identificar factores estresantes que hacen que la persona reaccione de una manera u otra, al mismo tiempo que se aprenden las destrezas para poder reaccionar de una manera positiva. Los medicamentos psiquiátricos también podrían controlar los síntomas de depresión, ansiedad y/o alguna otra condición mental.

También se podría buscar ayuda a través de líneas telefónicas de apoyo. En los Estados Unidos, la Red Nacional de Prevención del Suicidio (1-888-628-9454) es una excelente fuente de apoyo. Es para personas en crisis, no sólo si se está pensando en el suicidio. La llamada es gratuita y confidencial. Un profesional de la salud mental estará disponible para escucharte y ofrecer información acerca de servicios de salud mental en tu comunidad.

¡No hay vergüenza en pedir ayuda y podría salvar tu vida!

Recuerda…

Sé Inteligente. Sé Precavido. Sé Saludable. Sé Fuerte.

¡Hasta la próxima!

Dr. Félix

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *